Picasso

En días como estos, recuerdo aquellos patios llenos de una luz que me dolía y el rumor de una fuente tranquila que armoniosamente mecía el sueño de los tranquilos. Tardes de un calor pesado que hoy añora mi pecho. Cuando vivía el reto a cada amanecer, no lo aprovechaba; pero es que no lo sabía. Hoy se esfuerza mi presente por encontrar el reto, porque sé que puedo no darme cuenta.

Tenía razón el maestro cuando decía: “de niño pintaba como Rafael; ahora, llevo toda una vida aprendiendo a pintar como un niño”

Anuncios

~ por Caesar en 18 de abril de 2015.

 
A %d blogueros les gusta esto: