Desconocido

No sé qué hay en mis brazos,

que su refugio buscas.

No sé qué ves sobre mi pecho,

que cada noche encuentras.

No sé qué tiene mi mirada,

que con tus ojos me regalas.

Con sólo verte así cada mañana,

me vuelvo más tuyo cada día.

Anuncios

~ por Caesar en 4 de abril de 2010.

 
A %d blogueros les gusta esto: